claves de ayuda en el espacio psicoterapéutico

Las claves de ayuda en el espacio psicoterapéutico

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

¿Sabes qué es un factor terapéutico? Es el elemento que provoca un efecto terapéutico. También denominado como agente de cambio o factor curativo que contribuye para un resultado positivo de la psicoterapia. Esas claves de ayuda en el espacio psicoterapéutico tienen que ver tanto con los procesos internos del cliente como con intervenciones directas del psicoterapeuta.

Las condiciones imprescindibles y suficientes para que se dé el cambio en el espacio psicoterapéutico son la calidez, la empatía y una relación genuina, esto es, si el terapeuta es capaz de establecer una relación auténticamente sincera, mostrando su mirada positiva e incondicional sin juicio es ya un buen caldo de cultivo para que el cliente se sienta en un espacio seguro y pueda cambiar. Sin embargo, estas condiciones, aunque imprescindibles, no pueden explicar por sí solas el cambio que se da en el cliente.

Aunque hay muchos artículos que hablan sobre este tema, en general el lenguaje suele ser denso y farragoso. Aquí me propongo ofrecer mi propia interpretación de lo leído y estudiado en los manuales de formación psicoterapéutica.

Algunos de los factores terapéuticos compartidos por las diferentes formas de hacer o corrientes psicológicas, son:

  • Que el cliente confíe en el profesional. Esta confianza no ha de darse ciegamente desde el principio. Sí es necesario que pueda haber un buen feeling que pueda establecer de base una buena confianza y esa confianza pueda ir creciendo a medida que se desarrolla el proceso psicoterapéutico.
  • Que el profesional se apoye en una teoría que explique las dificultades del cliente y confie en un método para aliviar esas dificultades.
  • Que el profesional pueda proveer al cliente información sobre sus problemas y le aporte vías alternativas, abra puertas y opciones, le dé esperanza al fin y al cabo.
  • Que el cliente pueda creer firmemente en que el profesional le pueda ayudar, incluso cuando el cliente se muestre hostil y suspicaz hacia el profesional (suceso habitual durante el proceso terapéutico).
  • Que se dé la facilitación de experiencias exitosas dentro del marco psicoterapéutico, por ejemplo, que el cliente pueda reconocer su responsabilidad en la problemática que vive, haya cambios en la conducta o se logre el insight (el darse cuenta).
  • Que se activen las emociones del cliente a la vez que logra identificarlas y gestionarlas cuando corresponda.

Ahora, para quien prefiera leerlo de una forma un poco más técnica, voy a citar a Kellerman quien defiende que los factores terapéuticos específicos del proceso terapéutico en psicodrama pueden clasificarse en 7 categorías (uso sus propios palabros):

  1. Cualidades del psicoterapeuta: como aptitud, competencia, personalidad y habilidades terapéuticas.
  2. Abreacción emocional: catarsis, liberación de afectos.
  3. Insight cognitivo: autocomprensión, darse cuenta, integración.
  4. Relaciones interpersonales: aprendizaje a través del encuentro, del tele, transferencia/contratransferencia.
  5. Aprendizaje comportamental activo: aprender nuevos comportamientos a través de premio/castigo.
  6. Simulación imaginaria: el “como si”, juegos de role-playing, presentaciones simbólicas, conversaciones silla vacía.
  7. Ayudas curativas no-específicas: factores secundarios globales. Esto es, otras cosas que ayudan y no sabemos cuáles son y por tanto, no pueden controlarse ni preverse.

Otros autores añaden otros elementos que considero claves y que no debemos obviar:

  • El encuadre: las condiciones o límites que se establecen en el marco terapéutico que dicen lo que se puede y no se puede. Un buen encuadre es determinante para el buen desarrollo posterior del proceso terapéutico.
  • El espacio donde se desarrolla la terapia: ha de ser un lugar confortable y cálido, protector y cercano, sostenedor de cuanto pueda acontecer en él.
  • Lo que sucede durante las sesiones: las intervenciones y herramientas que el profesional emplea, desde las autorrevelaciones (cuando el profesional comparte algo de sí mismo que está relacionado con la sesión), hasta las exploraciones; que pueden ser muy variadas dependiendo del enfoque o corriente que se emplee.

Por tanto, ya lo describamos de una manera más formal o informal, lo que nos queda claro es que hay muchos factores que intervienen y los más importantes tienen que ver con la calidad tanto del rol profesional que desempeña el psicoterapeuta como del rol personal que subyace al profesional, por eso insistimos de una forma rotunda desde el Centro de Psicología Mte que el autocuidado personal y profesional del terapeuta es fundamental para poder garantizar un buen acompañamiento y ayuda de los clientes en el espacio psicoterapéutico. Esto es, que el terapeuta acuda a terapia personal y a formación continua ayudará, con mayor seguridad, a que pueda favorecer que se den los factores terapéuticos aquí descritos.

Con todos estos datos, ¿a que ahora entiendes mucho mejor nuestro empeño por hacer y mostrarnos como lo hacemos? Gracias por formar parte de esta gran familia.

Referencias bibliográficas

  • FILGUEIRA BOUZA, M. (coordinadora) (2009). Manual de formación de la
    Asociación Española de Psicodrama: normativa de acreditaciones, escuelas y
    programa oficial. MADRID: A.E.P. Cap. 7 – Factores Terapéuticos, pp. 349-415.
  • HERRANZ CASTILLO, T. (2011). El cambio en psicoterapia psicodramática: de
    la acción a la reparación. Rev. Clínica Contemporánea Vol. 2, n.° 1, 2011 – Págs.
    57-72. COLEGIO OFICIAL DE PSICÓLOGOS DE MADRID.
  • KELLERMANN, P. F. (1.992). Focus on Psychodrama: The Therapeutic Aspects
    of Psychodrama.
    London: Jessica Kingsley Publishers.
  • ROMERO MORENO, A.F. (2008). Factores atribucionales de la efectividad
    psicoterapéutica. Rev. Anales de psicología, 2008, vol. 24, nº 1 (junio), 88-99.
    Universidad de Murcia

Otros artículos del Blog

Reencontrarse con uno mismo

Reencontrarse con uno mismo

A veces, la vida empieza a ponerte delante de los ojos esas cosas que en ocasiones tratas de no ver, de tapar, de evitar. A veces,

Deja un comentario

× Resuelvo tus dudas.